Biomagnetismo

¿Cómo me hice Terapeuta?

Terapeuta-biomagnetismo-Lima-Delia-Barrenechea-
Delia Barrenechea Terapeuta de biomagnetismo y
fundadora del Centro Holístico Noccan Kani.

Mi nombre es Delia, tengo 54 años y nunca pensé que me iba a dedicar a ayudar a las personas como terapeuta de biomagnetismo y sanadora holística. Toda mi vida la llevé con múltiples dolores en el cuerpo, por no decir enferma de todo, Decía siempre “me duele hasta el alma”.  En aquel tiempo por el año 2010 siempre salía con una amiga, maravillosa ella, que me llevaba a todos los lugares de medicina alternativa. 

Probé de  todo, entre medicina tradicional, terapias holísticas, reiki, healing touch, y hasta medicina folklórica, sin resultados. Es así como pasé mucho tiempo de mi vida entre médicos, pastores evangélicos, chamanes, etc.


Descubriendo al Terapeuta de Biomagnetismo

Un día esta amiga me dice que conocía a un terapeuta de biomagnetismo mexicano que tenia una terapia con imanes en la que te revisaban, te daban el diagnóstico y te sanabas al instante. No lo dudé y saqué mi cita.

Cuando llegué a la consulta, me tumbé en la camilla. El terapeuta me movía los pies y me iba detectando justamente todas las enfermedades que padecía, entre ellas, el asma, tiroides, ovarios, migrañas y algunas perlas más que me venían acompañando hasta ese entonces.

Conforme detectaba la enfermedad, me ponía los imanes. Tenía tanta expectativa, que no sentí nada cuando me ponía los imanes, porque normalmente el cuerpo reacciona ya sea con frio dolor, hormigueos o calor dependiendo de la persona. Me quedé sorprendida, porque me lo decía con tanta precisión. Le pregunté, si tenía que ir al médico y él me dijo que no, que los imanes equilibraban mi PH, y el virus o bacteria que provocaba la enfermedad moría al instante. ¡Oh sorpresa! Por primera vez me sentí sin dolores en el cuerpo.

Yo ni sabía como se llamaba esta terapia y como todo lo que tenía me lo dijo con tanta precisión pensé que era un brujo, pero por prudencia no se lo pregunté. En esa época, no se conocía todavía mucho sobre terapeutas, ni sanadores y yo buscaba algun tipo de medicina alternativa que sea fácil de aprender y rápido. Entonces pregunté a la recepcionista cuál era el nombre de la terapia y si yo podía aprenderlo, ella me dijo se llamaba BIOMAGNETISMO MEDICO y que no necesitaba requisitos, cualquier persona podría aprenderlo y al mes siguiente se dictaría el curso.

Aprendiendo a ser Terapeuta de Biomagnetismo

Yo no lo dudé, ahí estaba en primera fila un mes después. El curso duró una semana pero al terminar no sentía que ya podría empezar a aplicarlo. Tanta eran mis ganas por aprender a curar que ya me creía jesus… juraba que apenas terminaba el curso iba a curar al mundo entero. Pero no era así, tenías que practicar y mucho, había  que memorizar los 180 pares biomagnéticos que con mi memoria limitada pensaba que nunca podría aprender, pero cuando uno quiere, lo logra.

El primer paciente

Después de terminar el curso y pasar algunos días estudiando me avisaron de un amigo que estaba enfermo hospitalizado por un mes, sin diagnóstico, porque no detectaban lo que tenía.

Me atreví a visitarlo, esta persona era de 1.80 mts, cuerpo atlético, muy saludable. Cuando lo vi, me dio mucha pena, porque caminaba cojeando, se tambaleaba y su cara me mostraba una profunda depresión e incertidumbre. Él me contó que en una resonancia magnética le habían detectado solo una mancha en el cerebro que le estaba haciendo perder las facultades.

Le pregunté si tenia algún tratamiento, me dijo que no, que solo le daban paracetamol y ranitidina. Le dije que se tumbase en la cama por diez minutos: -Te digo lo que tienes y te curo….el joven me miro, y me dijo: – ¿En serio? No le quedaba de otra me hizo caso. Entonces comencé a testear con los pies, y detecté que tenia el síndrome de Guillen Barre. 

Entonces cuando dije bulbo raquídeo, mi amigo me dijo: -¿Qué? ¿Bulbo raquídeo? y yo le dije: -Si.
-Amigo:  Que tengo ahí,
-Delia: Es un virus, pero ahorita lo impacto con los imanes y se muere.
Tal cual, apenas le puse los imanes…
-Amigo: Señora ya me pasó el mareo.
Yo ni sabia cuales eran sus síntomas… y le contesto: -“A ok”
Amigo: Ya puedo mover mi brazo

Entonces le dije que se quedara quieto hasta que pasaran 20 minutos. Cuando se levanto me dijo que se le había ido el dolor de cabeza, los mareos, el brazo se enderezó, el cuerpo se enderezó.

Ohhh… parecía un milagro… Yo era más feliz, porque recién era mi primera práctica y seria el primer paciente,  pues me fue muy bien. Al día siguiente le dolío un poco el cuerpo por la crisis curativa pero todo dentro de lo normal cuando te haces este tipo de terapia. Dependiendo de la persona y la enfermedad, uno puede sentir comezón en el cuerpo o molestias en los días siguientes. A eso le llamamos crisis curativa y eso quiere decir que efectivamente el cuerpo se está recuperando. Luego de esa primera sesión, hicimos dos más y con eso le bastó.

El se volvió a hacer una resonancia y me dijo que la mancha había crecido pero que el se sentía bien, en la segunda resonancia la mancha era más grande y los médicos comenzaron a preocuparse y decidieron operarlo. Yo le pregunte cómo se sentía y el me decia que bien. Yo le decia que no se asuste, que ya estaba curado y que su cuerpo se restablecería progresivamente.

Cuando comenzaron a prepararlo para la operación y al momento de la última resonancia, la mancha había desaparecido. Ohhh sorpresa… Los médicos ordenaron su alta.

Bioenergética: Terapia de Biomagnetismo a la distancia

En mi primera experiencia con bioenergética, me avisaron que si podía curar a un niño de 2 años, ya lo tenían 10 días sin diagnósticos, pero con los mismos síntomas del anterior paciente. Yo estaba de viaje entonces intenté hacerlo a distancia, despues de la lectura intuitiva le dije a la madre que tenía el síndrome de Guillen Barre, y me dijo que la doctora sospechaba lo mismo. Le hice la sanación a distancia, al día siguiente la madre me llama para decirme que el niño había vomitado y que ya caminaba pero cojeaba, le dije que era una crisis curativa, que el cuerpo había expulsado lo malo y  que ya poco a poco iba a recuperarse. Este niño solo necesito una sola sesión, porque para la segunda, el ya estaba perfecto o sea en una semana estaba sano.

Sanar empieza por uno mismo

Es así como comienzo a ayudar a las personas, mi idea nunca fue dedicarme a esto porque yo tenía un  restaurante, y yo solo había estudiado para ayudarme y ayudar a mi familia, pero ya no pude controlarlo porque cada vez eran más pacientes. Se recomendaban y yo tenia que ayudarlos, al principio todo bien, pero habían situaciones que escapaban del control.

Esto ya parecía una obsesión para mí, porque quería que todos se curaran al 100% pero había otro factor importante para sanar completamente. Había que sanar las emociones también y así empecé a ahondar mucho más y más en las terapias de sanación energética y espiritual como el thetaHealing, inner healer, y sanación cuántica, que junto a las terapias físicas me permitieron ayudar a muchas personas hasta el día de hoy en donde aplico mi propia técnica de sanación.

Uno no se cansa de investigar cuando se trata de ayudar a tu paciente y siempre se aprende algo nuevo, aunque suene cliché. Quería compartiles esta experiencia por que así como yo, algunos terapeutas hemos tenido ese momento de nuestra vida donde nos entregamos la vida espiritual porque buscábamos sanar. Quería darte ánimo si ustedes ya lo están haciendo. Que Dios los bendiga, abrazos de luz.

6 comentarios sobre “¿Cómo me hice Terapeuta?

  1. Qué bonita tu historia ,que gratificante debe ser ayudar y ver los resultados así tan palpables. Deseo que sigas ayudando y creciendo en el camino de Dios. PD.Cuando terminé la cuarentena te haré una visita,créeme tengo miles de cosas y me quiero deshacer de ellas abrazos.

  2. Exitos y muchos exitos Eliza, tu dedicacion y perseverancia te hacen una mujer intersenate y que logres lo que persigues. Algun dia recurrire a tu ayuda seguramente.

  3. Dios da los medios para sanar. Lo principal es creer q hay intercesores q como tu , tienen ese don y q lo pudiste desarrollar de tal manera q has podido ayudar a tantas personas de sus males de cuerpo y alma. Un abrazo y q sigas con esa tarea q muchos sabran apreciar con gratitud

  4. Es el camino que se recorre cuando te interesas por lo místico sin importar el tiempo que demande, me encanta este mundo y cuando puedo también busco aprender sobre la sanación energética holística.
    Delia tienen dones asignados para ayudar a sanar , soy testigo de ello como paciente y como observadora de casos graves mejorados y sanados.Abrazos Delia y sigue con tu misión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *