Crecimento personal, Salud

Las 5 heridas de la infancia

curar sanar lima madrid cuantica

Vivimos en un mundo con dualidad, por naturaleza humana tenemos heridas de la infancia que están representadas en la astrología por el planeta Quirón. Cuando hacemos nuestra carta astral podemos ver en que casa está Quirón, lo que nos da una pista de en que aspecto nuestras heridas de la infancia afectan nuestra vida.

Las heridas de infancia están divididas en cinco emociones, pero antes de empezar es importante:

  • Que seas sincero contigo mismo, buscando reconocer esas emociones en el pasado y ahora.
  • Es el momento de validar esos sentimientos, permitirte sentirlos traerlos a la realidad para empezar a sanarlo.

Es importante que olvides todas las veces que te han dicho que esos sentimientos son irreales, que soló eras un niño, que tal realidad no fue como la sentiste. Esos sentimientos lo viviste dentro de ti, no es cuestión si de verdad fue así o no, vibraste en aquel momento con esas energías y emociones, ahora sigues buscándolas en tu vida actual.

Así que respiración profunda y allá vamos:

ABANDONO haber sido dejado, no tomado en cuenta, sentir des-protección, que nadie te cuide, tener sentimientos de soledad. Puede haber pasado cuando tu madre o padre iba a trabajar y te sentiste solo porque no te han despedido, o un día que te olvidaron recoger en el colegio o llegaron tarde. Ahora vives constantemente, en soledad o intentando escapar por miedo al abandono, te cierras a los sentimientos por miedo y vives en la defensiva con tu alrededor.

RECHAZO falta de atención. Podría nacer de aquella vez que nadie te ha querido escuchar, o que tus padres te han dicho que no te iban a querer si no cumplirás las reglas o algún momento que han dejado claro que preferían a tu hermano y te sentiste apartado. Todo eso puede causar que no quieras vivir más el rechazo ahora. Decides precipitarte al rechazo, lo que no te permite aceptar todo lo bueno que la vida tiene para ofrecerte por miedo. Aquí la primera emoción es el rechazo aunque es muy probable que hoy en día lo percibas como miedo, miedo de cambios, miedo de aceptar una pareja, miedo a aceptar responsabilidades, miedo a involucrarte emocionalmente, miedo de tener ilusión, sentir amor, éxtasis, entusiasmo de disfrutar de la felicidades.

HUMILLACIÓN sentimiento de estar expuesto y vulnerable. Puede causar dos problemas, que busques más humillación a lo largo de tu vida o que busques huir de la humillación. Actualmente puedes estar cogiendo como tuyo cualquier cosa que pase a tu alrededor que tenga que ver con la humillación. Te identificas demasiado con ese sentimiento y vives defendiéndote de ello. Puede ser que te hayas echo pis en cima cuando eras pequeño y ya no andabas de pañales. Tus padres por quitar importancia se rieron de ti e hicieran bromas, pero dentro de ti lo tomaste como una humillación.

TRAICIÓN el sentimiento de traición es algo común. Quien nunca pasó por esos momentos cuando tus padres dice que hagas algo, para ganarte un helado o una salida al parque y resultan que no cumplieron. Eso podría ser un ejemplo de cuando empezaste a sentir ese sentimiento y lo tomaste como tuyo, en tu yo más profundo. Ahora sientes que las personas te traicionan retomas esos sentimientos que viven dentro de ti. Acuérdate que no importa si existió o no la traición, lo importante es que sentiste ese sentimiento y lo tomaste como tuyo. Ahora recurres a ello en situaciones donde te decepcionas.

INJUSTICIA sentimiento que generalmente sale de la mala comunicación. Tuviste en tu infancia esa experiencia interna de injusticia, sea si paso o no. Puede nacer de aquel momento que tu madre no creyó en ti, o que entendió mal cuando fuiste a defenderte por algo que no has hecho y ahora con el mínimo acercamiento a ese sentimiento saltas y te sientes incomprendido, que tus opiniones no se tienen en cuenta.

Esas definiciones fueran aportadas por la psicología y marca lo cuanto libre somos y completos nos sentimos en nuestra vida. Las heridas de la infancia nos impiden conectarnos con mucho aspectos de nuestra vida. Si no has podido identificarlas puede ser que la terapia thetahealing te ayude a que a mirar en tu interior para que salgan a la luz. Podemos acompañarte en este proceso y sanarlas juntos.

Las heridas de infancia nacen en este momento cuando niño/a no obtuvo lo que necesitaba. Hoy acabas buscando en otras personas o en situaciones lo que necesitabas antiguamente, si bien hay dos maneras que se manifiesten, una es la insatisfacción (exigiendo a otros) otra es la reconfirmación constante, eso significa que vas por la vida intentado tener razón y reafirmando tus heridas.

Un ejemplo común:

“El abandono: tus padres no tenían tiempo para ti en tu infancia y creciste con ese sentimiento de abandono por parte de ellos, pasabas más tiempo con la empleada que ayudaba en la casa que con ellos, hoy en día te reafirmas con ese sentimiento buscando relaciones que causen abandono, sintiéndote atraída/o por personas que vibran en esa emoción, porque lo que quieres es decir al universo: «vez, el abandono es real en mi vida.»

La realidad es que esas heridas de la infancia no nos permiten sentirnos completos, bien y conectados con nuestra esencia con toda la plenitud.

Cómo sanar las heridas de la infancia ✅

felicidad biomagnetismo

Hay que buscar reconocerlas para transmutarlas. Ten en cuenta que siempre tu alrededor estará reflejando lo interno. Los seres humanos tenemos a disfrazar las emociones con una “capa lógica”, racionando y explicándonos el porque ocurren ciertas cosas y eso esta bien, pero el problema viene cuando esa “capa lógica” no es suficiente para sanar las heridas de infancia, sentimientos, etc…
Cuando no sanamos realmente estamos escondiendo y negando, fingiendo que no existe y causando más dolor porque el primero paso para la sanación y estado de plenitud es reconocer, solo así puedes lograr la solución.

Recuérdate, no es importante si las situaciones fueron así o no. Si el niño ha tenido realmente razón en la situación y por eso guarda ese sentimiento. Lo más importante aquí es que para el niño/a ha existido en su interior esa emoción y la envió al universo.

Si tu no crees en las energías que mueven el mundo es mejor que pares por aquí de leer este artículo, pero si tu puedes percibir dentro de ti que existen energías que mueven la vida que nos rodea sabrás que no hay energía más pura que la esencia de un niño.
Cuando sientes esa emoción, real o irreal en el mundo, en tu interior es completamente real y el universo al largo de tu vida ha ido devolviendo eso. Pasaron los años y te has vuelto más consciente de donde quieres estar, donde estás y lo que te impide llegar a donde quieres. Ahora lo que hace falta es solucionar estos sentiemientos, desde el interior, con amor propio y la aceptación.

Acuérdate que nunca es tarde, que no importa si tienes 20, 45, 65, 100 años. Ahora eres consciente y puedes tomar las actitudes y los esfuerzos que sanen tu interior, porque nunca es tarde para sentirte en plenitud y logras tus objetivos, sean ellos materiales o sentimentales. Volver a sentirte completo. Si quieres empezar por ti mismo a curarlas te aconsejo este libro: LA SANACION DE LAS 5 HERIDAS.

Lo ideal es deshacernos de estas cuanto antes, sin juzgarnos, ni criticarnos. Dite a ti mismo: Vale, me he sentido así y la razón ha sido esta.

thetraheling sanación cuantica amor felicidad

Te deseo todo el amor del universo para tu corazón y tu vida! Nos vemos en el próximo artículo, NÁMASTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *